Contáctanos: Granada 958 842 863 | Motril 958 822 772
 
Menu

We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Viajar en avión con silla de ruedas

Con la llegada del verano todos estamos deseando viajar a diferentes lugares. Reencontrarte con la familia, vacaciones en la playa con tus amigos o disfrutar de países que no hayas visitado nunca. Trenes, coches, autobuses, metros y aviones realizan en esta época del año más viajes que nunca. Somos exigentes y queremos que el antes, el durante y el después del viaje sea rápido y cómodo. A pesar de que no siempre es así, aquí tienes algunas facilidades para poder viajar en avión si vas con silla de ruedas.

Cada compañía tiene unas medidas propias, unas normas y un peso indicado en el avión para las sillas de ruedas. Para prevenir que tu silla se adapte adecuadamente, ellos te ofrecen una silla de ruedas para volar, totalmente adaptada. Al llegar a tu destino, podrás volver a recoger la tuya.

Facturar las sillas de ruedas

Manual:

Si tu silla de ruedas es manual y desmontable, no tendrás ningún problema a la hora de facturar, ya que se puede plegar. En el caso de que tu silla de ruedas no pueda plegarse, consúltaselo a la compañía de vuelo, unas 48 horas antes. Aunque no debería de haber ningún problema en la facturación.

Eléctrica:

Al viajar en una silla de ruedas eléctrica con baterías secas, líquidas o de litio, no importa, se debe consultar con la compañía previamente. Las piezas sueltas como las baterías suelen ir siempre desmontadas. Es recomendable, llevar con tu equipaje de mano, el mando de control y el cable de alimentación desmontado. Y recuerda que debes dejar tu silla en «modo manual» para que el personal de aeropuerto pueda moverla fácilmente.

Scooter:

Si tu silla de ruedas es una scooter, alguien deberá llevarla hasta la bodega del avión. Por lo tanto, si quieres evitar problemas, pon un poco de cinta adhesiva en la parte superior del control del acelerador para que no alcance una velocidad inadecuada. Debes utilizar un cable para fijar la llave y guarda contigo los cojines o cestas extraíbles que puedan llegar a perderse durante el viaje.

Asiento reservado

Los asientos reservados para personas con movilidad reducida suelen estar en las primeras filas y cerca de la ventanilla. Suelen estar siempre cerca del personal de asistencia. Aunque depende de cada compañía de vuelo, hay algunas que no disponen de «finger», por lo tanto, disponen de furgonetas especiales con plataformas para poder subir y bajar del avión.

Por último, cuando vayas a volar con tu silla de ruedas y compres los billetes, comprueba que tu seguro de viajes cubre tu equipo de movilidad, porque es muy posible que necesite una cobertura adicional. En este caso, si tu equipo sufre algún daño, podrás hacer una reclamación. Si definitivamente quieres disfutar de tu viaje sin imprevistos, puedes valorar la opción de alquilar una scooter o silla de ruedas eléctrica en tu lugar de destino.

Si eres un amante de viajar, no permitas que nada te detenga.

 

Haz tu comentario

Tu correo no será publicado
*