Contáctanos: Granada 958 842 863 | Motril 958 822 772
 
Menu

We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Lesiones de muñeca

¿Sabes lo que es tener un dolor en la muñeca? ¿Has tenido algún tipo de problema en tus articulaciones superiores que te impidiera realizar las tareas de cada día? Si alguna vez has sufrido algún dolor o molestia, sabes lo incómodo y desagradable que resulta en todos los sentidos . Dependiendo de la gravedad de la situación, se necesita una solución u otra. En casos graves se recurre a una escayola para conseguir la total inmovilidad de la articulación, sin embargo hay múltiples tipos de patologías que necesitan la ayuda de una órtesis para su recuperación.

Las patologías inflamatorias provocan una alteración en cualquier articulación de nuestro cuerpo. Cuando esto sucede, se sufre un dolor bastante molesto en la zona afectada y es necesario someterse a rehabilitación para no tener consecuencias mayores. Con las órtesis de rehabilitación conseguimos una inmovilización parcial o total de la articulación conveniente, en este caso de la muñeca, y así, podemos mejorar algunas patologías tales como estas:

Síndrome del túnel carpiano

Este síndrome ocurre cuando el nervio mediano de la muñeca se presiona dentro del propio túnel carpiano. Los tendones de flexión se encuentran dentro de este túnel y se ven afectados por presencia de líquido o inflamaciones, provocando un aplastamiento de estos mismos y puede originar dolor, calambres debilidad en los dedos o pérdida del tacto, entre otros.

El mejor tratamiento es evitar movimientos traumáticos, alternando la actividad de la muñeca. Se debe guardar reposo y si no mejora, la mejor opción sería inmovilizar con una férula pasiva de descarga para disminuir la presión que hay sobre el nervio mediano.

Tendinitis

También llamada tendosinovitis de Quervain. Es una irritación de los tendones en la base del pulgar. Aumenta la tensión de estos y sus síntomas suelen ser dolor en la muñeca o en el dedo pulgar al realizar el movimiento de coger algo o rotar la muñeca. Para reducir la inflamación del tendón es muy recomendable utilizar férulas para una inmovilización completa.

Rizartrosis del pulgar

Se asocia a la artrosis de pequeñas articulaciones de las manos. Suelen aparecer en mujeres a partir de los 40-45 años, provocando dolores espontáneos y de distinta intensidad en el metacarpo o muñeca. Esto limita mucho el movimiento de la misma, aunque la inflamación con el tiempo puede llegar a desaparecer, la deformidad quedará presente.

El mejor tratamiento es utilizar una órtesis pasiva que mantenga la articulación en reposo, para evitar sobrecargas.

Artritis reumatoide

Es una inflamación aguda o crónica de la articulación, con deterioro progresivo y pérdida de cartílago. Como consecuencia de esta patología hay dolor, deformidad, deslineación de la articulación e inflamación. Produce una gran pérdida de movilidad impidiendo que podamos desarrollar actividades diarias.

Para conseguir un buen tratamiento lo primero es una terapia de frío calor y una inmovilización de la articulación. En este caso la órtesis consigue la realineación de la articulación.

Parálisis espástica

La epasticidad se manifiesta con unos músculos muy tensos y rígidos. Los principales síntomas son: espasmos musculares que no se pueden controlar, aumento del tono muscular, rigidez leve o grave pero resulta bastante dolorosa, calambres y reflejos muy pronunciados.

Esta patología puede ser tratada pero no curada. Para realizar el tratamiento se deben utilizar férulas pasivas que mantengan la mano en reposo para evitar cualquier tipo de deformidad.

La mejor solución para estas patologías es la utilización de las férluras y órtesis y nosotros disponemos de distintos tipos adaptados para tu tipo de problema.

¡Pensamos en ti, hazlo tú también!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Haz tu comentario

Tu correo no será publicado
*