Contáctanos: Granada 958 842 863 | Motril 958 822 772
 
Menu

We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

¿Es el juanete un problema sólo estético?

¿Qué es el juanete? El juanete es un engrosamiento del dedo gordo. Se produce al desalinearse el primer metatarso de los otros dedos del pie. Esto provoca que las falanges del dedo gordo se desvíen hacia los demás dedos y aparece el llamado «juanete». La propia articulación metatarso falángica puede volverse rígida o irritada. Este problema afecta, a veces, a la hora de llevar zapatos puestos.

Síntomas

Hay distintos síntomas, a continuación te explicamos algunos de ellos:

  • El movimiento limitado y doloroso del dedo gordo del pie.
  • Enrojecimiento, hinchazón, o dolor en la articulación metafarso falángica.
  • Al montarse un dedo sobre otro, causa callos u otras irritaciones.
  • Desarrollo de exótosis o bulto óseo en la base del dedo gordo del pie.

Cómo prevenir el juanete

Antes de la adolescencia es fácil corregir el juanete con el uso de férulas nocturnas. Son unos separadores interdigitales que colocan el primer metatarso y las falanges en su sitio.

Esta solución puede ser eficaz antes de llegar a la edad adulta, ya que una vez pasada la adolescencia, la única función que realizarían  las férulas nocturnas sería reducir esta deformidad del dedo gordo del pie, pero no evita que desaparezca.

Se puede aliviar o suprimir el juanete, evitando el exceso de presión sobre el primer radio del pie. Estas son algunas formas de conseguirlo:

  • Evita usar calzado apretado que reduzca la movilidad completa del pie.
  • Para las mujeres, intenta no llevar tacones demasiados altos o acabados en forma puntiaguda.
  • El sobrepeso, es otro problema principal en la aparición de juanetes, por lo que tenemos que intentar evitarlo.

Tratamiento

Como hemos dicho anteriormente, si no se corrige en la adolescencia, las férulas nocturnas no corrigen la aparición del juanete. Los adultos, sólo podrían quitarlo con cirugía. Si la operación no se aconseja o existe algún tipo de riesgo, existen algunos tipos de tratamientos más conservadores, tales como el uso de plantillas ortopédicas, las cuales pueden ser útiles para controlar la funcionalidad del pie y reducir los síntomas del juanete.

 

 

Cuando el juanete es doloroso, puede terminar afectando a la pisada porque nuestro sentido de la propiocepción, nos llevará a pisar de otra manera que no es correcta, sobre todo, por la zona del juanete, ya que este cambio al pisar, evita el dolor. Esta alteración puede provocar otras deformaciones en el pie.

 

 

Haz tu comentario

Tu correo no será publicado
*