Contáctanos: Granada 958 842 863 | Motril 958 822 772
 
Menu

We are apologize for the inconvenience but you need to download
more modern browser in order to be able to browse our page

Download Safari
Download Safari
Download Chrome
Download Chrome
Download Firefox
Download Firefox
Download IE 10+
Download IE 10+

Corregir posturas en los niños

El crecimiento correcto de la espalda en los niños es imprescindible para evitar dolores en un futuro. La columna vertebral es el eje principal de nuestro cuerpo, ya que sostiene completamente el esqueleto. Es importante cuidar las posiciones que tienen los niños entre los 9 y los 12 años, ya que es la etapa donde su columna vertebral está en continuo crecimiento y suelen darse los mayores problemas de desviación.

La desviaciones dorsales pueden aparecer por distintos motivos, posturales o funcionales, que pueden darse por la manera de sentarse del pequeño, por cómo se desplaza o por los movimientos que realiza en su vida diaria. O también ser estructuradas. Este tipo de curvas son más complicadas de corregir porque en este caso la columna se va desviando hacia algún lugar que no es el correcto y puede desencadenar en posibles problemas como escoliosis, hiperlodosis, o cifosis.

La salud de tu hijo es lo más importante, y debes ayudarle a conseguir una espalda fuerte y sana. A continuación, te recomendamos algunos ejercicios para hacer en casa a tu hijo y que mejore su postura:

Ejercicios para corregir malas posturas

  • Elevación de piernas: Cuando los niños adoptan una postura encorvada con los hombros hacia delante es muy recomendable acostar al pequeño en el suelo boca arriba, con las piernas elevadas, lo más cerca que puedan estar de formar un ángulo de 90º y apoyar los talones en la pared para que se encuentre en una posición cómoda. Los brazos al lado del cuerpo en posición de cruz y con las palmas de las manos hacia arriba. Por último, se debe prestar atención a la respiración para abrir el pecho del niño y con cada exhalación impulsar con los dedos de las manos hacia fuera. Esto te permite ir bajando los hombros y corregir la posición encorvada de la espalda.
  • Meter el culo hacia dentro: Si el pequeño sufre hiperlodosis, es decir una acentuación en la curvatura cervical se debe meter el culo. ¿Cómo se hace eso? Muy fácil, Se debe colocar al niño boca arriba con los pies apoyado en el suelo a la altura de los hombros. La cintura debe estar apoyada. Ahora sólo queda ir haciendo el movimiento de meter el culo poco a poco haciendo que las lumbares aplasten la superficie del suelo sin levantar el cuerpo. Siempre teniendo en cuenta las respiraciones.

 

blog-ortecmo-espalda

 

Estos ejercicios resultan muy sencillos de practicar en casa y deben adaptarse al niño para no causarle ningún tipo de dolor, sólo presión.

Enseñar estos buenos hábitos de postura desde una edad temprana, puede evitar problemas mayores en el futuro. Ayuda a los más pequeños de la casa a tener una buena calidad de vida.

 

 

 

 

 

 

Haz tu comentario

Tu correo no será publicado
*